28 ago. 2009

La magia del riff


El público ruge. Cientos de voces gritando a la espera de los músicos. El humo se hace más denso. Las luces comienzan a parpadear. El bajista empieza a aporrear un denso Sol mientras el bataka improvisa un poquillo. El famoso riff de Smoke on the water empieza a sonar en una vieja Gibson LesPaul. Por fin, entre fuego y luces, el cantante aparece victorioso para deleitar a su público con uno de los mejores conciertos de su carrera. Y detrás de todos ellos estás tú.

Bienvenido a Musicmageddon, el juego de cartas no coleccionables donde tomas el papel de una banda de música que intentará llegar a lo más alto de las listas. Contrata músicos, compra efectos especiales para el espectáculo, improvisa un poco de magia musical, usa el poder del riff para conseguir más seguidores... Pero por otra parte, también harás las veces de "destino" permitiendo que a tus rivales se les acoplen los instrumentos, se apaguen los micros, se caigan partes del escenario, etc.

El primer paso para llegar a la cima será decidir el estilo musical que vas a llevar: rock, blues, pop, electrónica, reggae, punk, country... ¡Más de 10 estilos diferentes! Todos ellos con sus ventajas y desventajas (dependiendo del lugar donde actuen, el público que asista...). Podrás tocar en la fiesta del pueblo, el bar motero, el festival Indie de la ciudad, la azotea de algún edificio y, ya que estamos, en algún cementerio o alguna iglesia (también habrá grupos emo, merecen vivir).

Si te gusta dar la nota Musicmageddon es tu juego. Sube el volumen de tu ampli y preparate para la gloria.

17 ago. 2009

Daño en Suicide Sheeps


Las ovejas de Suicide Sheeps: Anarquía en la granja tienen la extraña habilidad de encontrar dañino cualquier tipo de objeto que tengan a su alcance. Desde rastrillos hasta molinos de viento, TODO puede acabar con tu sufrimiento en Suicide Sheeps. Así pues, las cartas de objetos dañinos tienen un papel crucial en el desarrollo del juego, pudiéndonos encontrar 5 tipos diferentes de daño:

CORTANTE
Representa todo lo que corta, pincha, lacera, raspa y demás. Hachas, serruchos, clavos... todo un universo de afilados objetos que harán de la oveja un ser más feliz.



MECÁNICO
El daño mecánico podría ser definido como todo aquello que tras golpear a la oveja produciría un sonido similar a "chof" (entendiendo "chof" como un sonido de aplastamiento). Son grandes y pesados objetos tales como martillos, tractores o caballos que intentarán dar un buen masaje lumbar a tu oveja.

FUEGO
¿Quién no ha guardado garrafas de gasoil en el granero? ¿O hecho una sabrosa barbacoa de cordero? ¿O intentado encender una cerilla en el vacío? El daño de fuego es todo eso y más. Representa no solo la capacidad de la lana para generar una reacción exotérmica sino también, la capacidad de una oveja para explotar sin salpicar en exceso.

ELÉCTRICO
El granjero acaba de electrificar la valla para evitar que entren los maleantes; que gran error. Sus ovejitas están ansiosas de orinar en ese mastodonte metálico rebosante de electrones y ver como la urea los conduce todos juntitos hacia sus lanudos cuerpos. El daño electrico nos aportará la chispa adecuada para que el secador de la abuela o nuestro húmedo transistor puedan funcionar.

TÓXICO
La granja tienen unos bonitos cultivos que cuidar y el señor granjero no es muy partidario de la agricultura ecológica. Pillate un buen ciego (irreversible) a base de pesticidas, pinturas plomadas o montones de estiércol. Algunos dicen que esos son los pequeños aromas que hacen del campo un bello lugar donde vivir.


Así pues, las cartas de daño estarán divididas según su tipo de daño y según la cantidad del mismo. Esta información la ampliaremos más adelante pero por ahora os dejamos con un primer boceto de estas simpáticas cartas.

13 ago. 2009

Carnaza de dragón


En Drakomancia los dragones no te ayudarán de manera altruista; en las tierras de Shirk T'hala hasta la lealtad tiene un precio. Cada dragón tendrá unas exigencias diferentes dependiendo de su naturaleza. Todo buen drakomante deberá ser capaz de controlar los tres poderes básicos, cuya cuantía dependerá de la buenaventura (bien representada por el azar de los dados y las cartas). Estos tres poderes se manifiestan a través de los dracominions, pequeños bastardos draconianos que estarían dispuestos a tirarse de un puente si se lo pidieras.


Poder económico

Los dracos tasadores únicamente mantienen de su remoto, muy remoto, ancestro el amor generalizado por el oro, o por todo lo que brilla en particular. Éste es el más impredecible de los poderes ya que la codicia de los dragones puede hacer acudir a tu llamada a los dragones más "peculiares".


Poder militar

La guerra, el olor a sangre, el sabor de la destrucción...son otro de los ingredientes necesarios en esta campaña. Los encargados de sembrar el caos y la desolación en tus dominios serán los dracos bélicos, descerebradas lagartijas cuyo único pensamiento es atravesar con su lanza todo lo que encuentran como si se tratase de una brocheta. Este tipo de poder atraerá a los dragones más salvajes, engendros ávidos de muerte.



Poder místico

Brujería, ocultismo, magia y, porqué no, religión. Estos arcanos poderes te otorgarán dominio sobre los grandes dragones mitológicos más versados en las artes del subtefugio que en el arte de la guerra. Los acólitos dracos chamánicos actuarán a modo de pequeñas fuentes de creencia que dejarán fluir libremente este poder místico por los verdes pastos de Shirk T'hala.

Próximos proyectos


Sheep-O-Matic está trabajando todo lo rápido que púede para desarrollar las ideas que tenemos en mente. La oveja gira y gira sin parar pero, aun así, va con calma. Por ahora, el juego de cartas de Suicide Sheeps verá la luz (como proyecto por publicar, animo a alguna editorial... xD) a finales de Agosto. Entre los proyectos en nuestra lista podemos destacar los siguientes a modo de adelanto:

-Dream on: Quizás el más ambicioso de todos los trabajos que tenemos entre manos. Dream on es un juego de rol de ambientación onírica (no hay mejor forma de describirlo). Un universo donde todo es posible pero nada es real. El jugador se sumergirá en escenarios tan diversos como su imaginación sea capaz de evocar.

-Drakomancia: La leyenda cuenta que cuando eclosione el huevo del Gran Dragón en el valle de Shirk T'hala, aquel que controle a la cria controlará el reino. En Drakomancia el jugador se mete en la piel de un drakomante (invocador de dragones) que tendrá que emplear su poder para conquistar las atalayas que vigilan el valle de Shirk T'hala, tomando así el control del mismo. Quién sea capaz de defender con exito sus puestos de los ataques enemigos podrá gobernar el valle y, por ende, la cria de Gran Dragón.

-Master Keeper: ¿Cansado de ver triunfar al bien por encima de todas las cosas? ¿Cansado de que el paladín de turno salve al reino y conquiste a la doncella? Eso se acabó en Master Keeper, el juego de tablero donde el jugador encarnará al "cuidador" de unas bonitas mascotas. Trasgos, vampiros, manticoras y demás monstruitos infernales serán tu ejercito. Dómina a las bestias y conquista la mazmorra en Master Keeper.

Próximamente os informaremos del desarrollo de éstos y más productos. Por cierto, si quereis saber de donde salen las ideas que alimentan a la oveja de Sheep-O-Matic, pasaros por el blog hermano http://mrsheepoto.blogspot.com/ para saber un poco más sobre nuestras retorcidas mentes.

Un saludo!!!

11 ago. 2009

Suicide Sheeps, coming soon.


La vida en la granja es dura y aburrida. Los días pasan pastando en el prado; las noches deseando no despertar con la cabeza insertada en el trasero de otra oveja ¿o sí?

Rompe la monotonía de la vida en el campo mediante la única vía de escape existente para una oveja rural como tú: el suicidio.

En "Suicide Sheeps: Anarquía en la granja" deberás llevar a tu oveja hacia la libertad mediante todo lo que tengas al alcance de tu pezuña: martillos, cosechadoras, pesticidas y, porqué no, los medicamentos de la abuela.

Pero esta tarea no será un camino de rosas (o, mejor dicho, de espinas) ya que el poder del rebaño es más fuerte de lo que crees y no dejarán que uno de los suyos se marche.


"Suicide Sheeps: Anarquía en la granja" es un juego de cartas no coleccionables creado por Cecília Pardo y Sergio Martínez, con más de 180 cartas totalmente ilustradas.



¿Podrás escapar?